Blogia
Equipos De Refrigeracion

Almacenamiento, Transporte Y Contenedores

Cuando se habla de un contenedor para el almacenamiento en frío, se está haciendo referencia a una caja de dimensiones considerables, la cual sirve para guardar elementos en un ambiente de bajas temperaturas. Un contenedor de esta naturaleza es ideal para el almacenamiento y transporte de mercancías perecederas como alimentos, medicinas, flores y muchas otras más.

No obstante, cuando se habla de contenedores también se puede estar haciendo mención a otros sistemas de almacenamiento en frío de menor tamaño, como los que se encuentran en hogares o en otros lugares como tiendas, almacenes o mataderos. En todo caso, cuando se usa el término “contenedor de refrigeración” casi siempre se hace alusión a aquellas grandes cajas metálicas que son usadas para el transporte de mercancías. Estas cajas, a pesar de sus grandes tamaños, son portátiles y por ello es muy común verlas en carreteras, siendo remolcadas por camiones. A estos sistemas de transporte y almacenamiento en frío también se les conoce con el nombre de reefers.

Los contenedores refrigerados suministran una excelente alternativa, en comparación con los cuartos fríos o las cajas de refrigeración, ya que su conformación les permite ser llevados a cualquier lugar y por varios medios de transporte por tierra, aire y agua. Por lo general, estos contenedores pueden proveer y mantener una temperatura entre los -10 °F y los 60° F, además, su control de temperatura es simple y fácil de manipular al igual que el de los sistemas de refrigeración doméstica.

La mayoría de estas unidades ha sido aislada, con el fin de evitar que la temperatura al interior de ellas fluctué y sus paredes han sido manufacturadas para ser limpiadas con facilidad, ya que están hechas con acero inoxidable. Por otra parte, estos contenedores pueden funcionar con corriente eléctrica y sus diseños internos les permiten suministrar un flujo adecuado del frío.  

Con el uso de estas unidades de transporte y almacenamiento es posible el acarreo de productos como frutas y verduras, carnes y productos de la pesca, resinas y plásticos, licores, productos farmacéuticos, productos derivados de la leche y muchos otros más.

El tamaño de estos contenedores puede estar entre los 20 y los 40 pies y ello también les permite que sean usados para el almacenamiento estático de mercancías. De hecho, muchas empresas cuentan con estos contenedores y los alquilan a otras compañías como sistemas de almacenamiento y no para transporte. En todo caso, los contenedores son una de las mejores opciones para todo lo relacionado con el acopio y el acarreo en frío.

La logística de frío es importante, en especial en lugares en los que se manejan productos que requieren de condiciones climáticas especiales. Para dar dichas condiciones, los cuartos fríos pueden ser usados.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Silvana- reefers -

muy buena la informacion y el contenido
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres