Blogia
Equipos De Refrigeracion

Cuartos Fríos Modulares

Cuartos Fríos Modulares

Cuando se habla de cuartos fríos modulares, existen dos tipos que pueden ser mencionados: los de exhibición y los cerrados. Por el lado de los modelos de exhibición, éstos permiten que el producto o los productos, bajo refrigeración puedan ser vistos. Esto es ideal en almacenes o supermercados. Para hacer esto posible, los cuartos de exhibición cuentan con una pared frontal de cristal.

Estos sistemas son ideales, puesto que ahorran espacio y energía. Con los cuartos de exhibición, un producto es almacenado en condiciones seguras, a la vez que los posibles clientes pueden verlos y acceder a ellos. Con esto se cuenta con un sistema bifuncional que es muy flexible. De esta manera, muchos negocios que contaban con varios refrigeradores, han optado por los cuartos fríos de exhibición y han ahorrado espacio y por supuesto dinero.  

Ya sean cerrados o de exhibición, los cuartos modulares fríos permiten mantener productos a temperaturas bajas y controladas. Estos sistemas de conservación en frío cuentan con un amplío espacio en su parte posterior, lo que permite almacenar una cantidad considerable de productos. Además su sistema es muy eficaz, puesto que ahorra energía.

Los cuartos fríos modulares cuentan con paredes y pisos, que han sido elaborados con poliuretano de alta densidad. Además, este poliuretano es ecológico y viene en espesores ideales, para garantizar el aislamiento térmico deseado. En estos aspectos radica su capacidad para funcionar con poca energía. Otra ventaja de estos sistemas es que al abrirlos cuentan con una cortina especial, que impide que el aire caliente se cuele al abrir la puerta.  Dicha puerta cuenta con sistemas simples de apertura y cerrado,  para evitar problemas como quedarse encerrado, al ingresar al cuarto frío.

Los cuartos modulares de refrigeración vienen en varios tamaños, de acuerdo a las necesidades que se tengan. Además, también es posible clasificarlos de acuerdo a su temperatura, en sistemas de congelación y en sistemas de refrigeración. En el caso de los primeros, éstos manejan temperaturas entre – 18° C y 0° C, mientras que en el caso de los segundos, éstos manejan temperaturas de entre 0° C y 5° C.

Por último, estos sistemas de enfriamiento son adaptables a las dimensiones de cualquier lugar y son de fácil instalación. De hecho, su ensamblado puede ser hecho por cualquier persona y no requiere del uso de herramientas especiales. De esta manera, un cuarto de tamaño promedio puede ser instalado por dos personas en menos de 120 minutos.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres